Por las características de nuestro trabajo, es común que tengamos que escribir crónicas o artículos en tiempos muy ajustados. Se trata de una situación estresante en la que no hay margen de error: el rigor periodístico debe ser el máximo (igual que en cada instancia de reporteo) y el reloj no está de nuestro lado.

¿Cómo se puede hacer frente a estas situaciones? ¿Qué estrategias puedo utilizar para aliviar la tensión de enfrentarme con la hoja en blanco? ¿Cómo puedo presentar un artículo organizado e interesante en un tiempo límite? Para eso, IJnet organizó un seminario online el pasado 9 de diciembre junto a la experimentada periodista freelance y escritora mexicana Cecilia González. Aquí compartimos algunos de sus consejos:

No entres en pánico

 “Trabajar bajo presión es una característica del periodismo en general”, dijo González al inicio del seminario online. La periodista recomendó respirar y tomarse unos segundos de calma para no presionarse aún más y ponerle más estrés a la situación del que ya existe.

Organízate

Para armar el orden del texto y no perderse de ningún detalle importante, González contó que antes de ponerse a escribir, una buena estrategia es elaborar una suerte de “índice” donde ella coloca todos los aspectos que abordará en su artículo de forma ordenada.

Este orden, explicó, es fundamental para cuando se trabaja en textos de extensión limitada, especialmente para medios escritos. “Allí sé qué información tengo y cómo organizarla para que se ajuste a lo que me están pidiendo. En cambio, si empezamos a volcar toda la información en el texto sin ninguna organización previa, nos vamos a hacer un buen lío”.

Pon las cosas en su contexto

Esa organización debe incluir no solo todos los datos que tenemos que poner en la nota, sino también el contexto.  “En trabajos urgentes sirve mucho porque cuando ya tienes un contexto armado, prescrito o pensado, ya tienes parte del texto. Pero algo importante es en qué parte del texto poner ese contexto”, explicó. Puede  estar al final o incluso al principio, aunque ella en sus trabajos prefiere comenzar con escenas concretas que sirvan para explicar la historia.

El contexto, agregó, es especialmente importante, porque a veces “se da por hecho que se sabe de lo que estamos hablando, pero no”.

¿Qué tan profundo debe ser ese contexto? “Son decisiones que tenemos que tomar. No es lógico que una nota informativa termine siendo de contexto, y si bien no está mal que existan esas notas, si no es el objetivo hay que tener cuidado”.

Responde las preguntas claves de todo artículo periodístico

La vieja estrategia de responder las llamadas 5 Ws no falla (qué, quién, cuándo, dónde y por qué). En realidad son seis, acotó González, refiriéndose al “cómo”, que para ella muchas veces es la pregunta más interesante.

La periodista incluso sugirió que estas preguntas pueden servir como guía para completar nuestro índice inicial, y señaló que estas preguntas siempre deben estar contestadas.

Usa las redes sociales a tu favor

González entiende que las redes sociales pueden enriquecer tu cobertura, pero teniendo las precauciones necesarias. “Las redes no representan a la sociedad; son una expresión de la opinión pública, pero no son la opinión pública. Hay que tomarlas en cuenta con esas salvedades”.

Según dijo, ella utiliza las redes para ver cómo se da la “puja sobre el relato” de los hechos: “se convierten en un termómetro de por dónde viene la discusión a partir de actores públicos”.

Nútrete de las escenas

Si cubriste un hecho, contar escenas de lo visto allí puede ser hasta más interesante que entrevistar a quienes estaban allí o reproducir discursos. “A mí me gusta cubrir las manifestaciones y allí me gusta observar más que entrevistar. Es muy fácil a veces saber qué te va a decir la gente que va a las manifestaciones, entonces ahí pueden ser más interesantes las escenas que las declaraciones, incluso en términos políticos: lo que hacen por sobre lo que dicen. Es algo que le da más riqueza al texto”.

Chequea tus datos

En el periodismo, recuerda González, no hay urgencia que valga el no chequeo de datos. “Hay que corroborar la información y tratar de equivocarse lo menos posible”, aseguró.

No te distraigas

Si es necesario, apaga el teléfono, evita las distracciones y no te pongas a navegar sin rumbo alguno por las redes sociales. “Ponle un tiempo a tu trabajo y dedícate solo a eso”.

Revisa lo que escribiste

Siempre hay que darle una última lectura a tu trabajo. Es indispensable. “Es muy triste ver textos publicados que no tuvieron esa última lectura. Todos tenemos nuestros vicios a la hora de escribir o incluso errores de tipeo, y en esas últimas lecturas se pueden corregir esas fallas o conectores que a veces sobran. Y si podemos tener un lector o lectora externa, mejor”.

 

Fuente: Red Internacional de Periodistas

 

Contacto

Teléfono :54 11 6210-2025

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 8 suscriptores